Cada año en el marco de las fiestas india de Govardhan Puja, los habitantes de la comunidad de Betul se reúnen para poner a sus hijos sobre una gran montaña de estiércol.

De acuerdo con medios locales, dicha tradición  se realiza para atraer suerte y salud a los menores.

La práctica tiene siglos de antigüedad y está vinculada también con la importancia de la vaca, de la cual proceden los excrementos que se utilizan, pues es un animal sagrado.

fuente: https://psn.si – imagen de: internet