tibu

La modelo de Instagram de 19 años Katarina Zarutskie acudió el mes pasado a Exuma, un distrito de las Bahamas, para ver a su novio. A las pocas horas de llegar, ya estaba pensando en hacerse una sesión de fotografías. Antes de meterse en el agua, la modelo vio a varias personas en la zona bucear entre tiburones nodriza. Pese a la preocupación de la familia de su novio, Zarutskie se metió en el agua. Pero cuando se disponía a hacerse una fotografía entre tiburones, un escualo le mordió la muñeca, según informa la BBC.

El padre de su novio estaba haciendo fotografías justo en ese momento y captó todo el incidente con su cámara. “La gente empezó a hacerme fotos y justo cuando me tumbé, después de unos segundos, algo me empujó para abajo”, ha contado a la misma cadena. Un tiburón le había mordido en la muñeca y la mantuvo debajo del agua durante unos segundos hasta que ella logró escapar.

Al salir del agua, la modelo cubrió la herida y levantó el brazo para intentar que la sangre no se esparciera por el agua. “En ese momento tu cuerpo tiene mucha adrenalina y tienes que salir de la situación, pero me mantuve muy calmada”, ha afirmado.

“Por mi experiencia practicando surf y buceo, sé que los tiburones nodriza suelen ser muy seguros. He visto muchísimas fotografías de personas con ellos en Instagram”, ha asegurado. Zarutskie ha explicado que si alguien se hubiera puesto nervioso o a gritar, la situación podría haber sido peor.

Después del ataque, le pusieron puntos en las zonas en las que había recibido mordeduras y ha estado tomando antibióticos. Según señala la BBC, aún le quedan fragmentos de dientes en la herida. Pese a que la mordedura le dejará una cicatriz, Zarutskie se siente bendecida de que la situación no haya sido mucho peor.

ti

Fuente: http://www.uniradioinforma.com – Imagen de: internet