Este domingo 29 de enero el Corruptour ofreció su primer recorrido en la CDMX en 10 lugares emblemáticos de la corrupción.

A partir del próximo domingo 5 de febrero la Ciudad de México (CDMX) contará con un nuevo atractivo: el Corruptour, un paseo “turístico” en un viejo autobús escolar descapotable, donde los pasajeros recorrerán 10 puntos de la capital que son emblema de los peores escándalos de la corrupción en México.

Es un recorrido totalmente opuesto a los lugares recreativos que autobuses escolares o turísticos suelen visitar, pero que en este caso están unidos por un mismo tema: la corrupción.

“Es una decidida apuesta para que no nos metan el miedo de que ni siquiera de temas de corrupción podemos hablar y discutir en sociedad”, dijo Miguel Pulido, uno de los organizadores del Corruptour, iniciativa ciudadana que nació en 2016 en Monterrey, Nuevo León, y que en el caso de la CDMX se encuentra respaldada por Claudio X. González, Emilio Álvarez Icaza y María Elena Morera, entre muchos otros ciudadanos.

Ayer domingo el Corruptour dio su primer recorrido en la CDMX. Lo hizo con invitados especiales y representantes de la prensa, quienes antes de subirse al autobús tuvieron un picnic en el bosque de Chapultepec.

Los 10 puntos emblemáticos programados para el recorrido fueron: La casa blanca del presidente Enrique Peña Nieto, la Estela de Luz, el edificio del IMSS, Reforma 222 (sede de las oficinas de OHL), el antimonumento a los 43 estudiantes de Ayotzinapa, la Secretaría de Gobernación, la estación del Metro Balderas, la sede de la PGJDF, Televisa Chapultepec y el Senado de la República.

Sobre el primer punto a visitar (la casa blanca) los organizadores hicieron un cambio de último momento, por lo que sólo se habló del caso pero no se visitó el lugar por cuestiones de “tráfico” y “tiempo”.

Positivo y negativo

Además de visitar los puntos emblemáticos escogidos, el Corruptour ofrece información histórica de los inmuebles visitados y una breve reseña de los actos de corrupción allí cometidos. Todo a través de la voz grabada de dos personajes ficticios de la CDMX: Positivo y negativo.

Ambos personajes representan el sentir del pueblo mexicano. Lo hacen de una forma cómica y amena, pero siempre respaldados de datos duros e investigaciones oficiales.

Comentan por ejemplo como los costos para construir la Estela de Luz, una obra que “no sirve para mucho” y parece “galleta suavicrema”,  se triplicaron; mientras que cuando pasan por el edificio del IMSS hablan de los millones de pesos que se pierden por la corrupción existente en la compra de medicamentos, lo que provocó que la OCDE, en enero del 2012, señalara que sin corrupción dicho Instituto ahorraría 36% de su gasto en ese rubro.

“Que el tema de la corrupción sea dramático, duro y severo, no implica que no tengamos la libertad de abordarlo de una manera más amena y divertida”, aseguró Miguel Pulido.

“No más corrupción”

Durante el recorrido los voluntarios y organizadores del tour no sólo fungen como anfitriones o guías, tras cada punto recorrido se convierten en incitadores del dialogo y la reflexión entre pasajeros, transeúntes y automovilistas que observan con asombro el pintoresco autobús escolar descapotable pintado de café y letras naranjas estilo gore.

Sigue al Corruptour a través de Twitter en @corrupto. 

¿A cuántos de ustedes un niño o sus hijos les han preguntado qué es la corrupción…y cuántos de ustedes respondieron sin que se les hiciera un nudo en el estómago?, pregunta el guía del grupo a los pasajeros a quienes se les invita a hablar en voz alta del tema para interactuar con el resto de los acompañantes.

Para los transeúntes y automovilistas también hay preguntas. Al igual que los pasajeros responden y no hay ninguno que contradiga que la corrupción es uno de los peores males que aquejan a México. Cuando eso sucede todos los participantes gritan en una sola voz: “No más corrupción, no más corrupción”.

Fuente: animalpolitico.com / Foto: De Internet

Comentarios