El problema del exceso de peso en Estados Unidos no afecta sólo a los humanos, sino incluso de a los animales, donde unos 100 millones están alimentados por demás y con serios problemas para la salud.

La cifra de animales afectados va en aumento, pues hace cinco años atrás 80 millones sufrían el problema, reveló una entidad local que se ocupa del problema, la Association for Pet Obesity Prevention.

Es más marcado en los gatos, pues el 60% de esos felinos domésticos son obesos, mientras que los perros con kilos de más son el 56% del total.

Resultado de imagen para gatos bonitos gorditos

Para agravar la situación, se sabe que a menudo los propietarios no reconocen la gravedad potencial del problema.

Es que los dueños de gatos y perros apenas se preocupa por esos kilos de más en sus mascotas, o incluso lo encuentran “lindo”, explica el doctor Justin Schmalberg, jefe de medicina integral en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Florida. “En parte es un problema de percepción. Generalmente el público es más tolerante con los animales obesos que con los más magros. No es lo mismo con las personas”, dijo el experto.

En realidad, la obesidad también puede causar numerosos problemas de salud en animales como la diabetes y la artritis, aumenta el riesgo de enfermedad hepática y renal, hipertensión, insuficiencia cardíaca y algunos tipos de cáncer.

Un estudio realizado en canes de la raza Labrador, con propensión a la gordura, mostró que incluso los perros con sobrepeso moderado tienen una vida útil más corta que los que son delgados.

Fuente: https://bajopalabra.com.mx – Imagen de: internet

Comentarios