64 partidos en 32 días, para que brille una selección o un crack se vuelva leyenda; Rusia y Arabia Saudita

Hoy empieza la fiesta del futbol. Arranca el Mundial de Rusia 2018 y se busca una estrella, el héroe que brille más que todos y levante la Copa gracias a su genialidad. Messi, Neymar, Cristiano, son los candidatos naturales.

A las 9:30 de la mañana se inaugurará en el Estadio Luzhniki, de Moscú, el que será el Mundial más caro de la historia. Realizarlo se llevó una inversión de 14 mil 200 millones de dólares, con lo que supera al doble el costo de Brasil 2014: 7 mil millones de dólares.

Pero más allá de las cifras millonarias, todo se reduce a un balón sobre la cancha y 22 jugadores defendiendo los colores de su país. La gloria es la recompensa. Encontrar un Dios del futbol es lo más complicado.

Argentina lo consiguió en 1986, con Diego Maradona. Brasil lo hizo antes, con Pelé, en México 1970.

La historia de los Mundiales ha visto estrellas y dioses del futbol. Así sucedió el 21 de junio de 1970 cuando Brasil goleó por 4-1 a Italia en México y se quedó para siempre con la Copa Jules Rimet al proclamarse campeón por tercera vez. Aquella tarde en el estadio Azteca, Pelé fue coronado como el rey del futbol y se convirtió en el único jugador que hasta hoy ha ganado tres veces la magna justa.

Años después, el 29 de junio de 1986, en el mismo estadio Azteca, el mundo fue testigo de una nueva coronación cuando Diego Maradona guió a Argentina a levantar la Copa y se sentó en el Olimpo junto con Pelé.

Pero no todos los grandes cracks alcanzan este trofeo. Porque no basta con ser un superdotado. Ya le pasó al holandés Johan Cruyff, quien revolucinó al futbol con su combinación de técnica y magia. En Alemania 74, Cruyff y la Naranja Mecánica cayeron en la final ante los germanos. Franz Beckenbauer fue quien miró hacia el cielo.

Ya le sucedió a Lionel Messi en Brasil 2014: su talento no le alcanzó a Argentina para coronarse y Alemania se quedó con el título.

Ahora hay una nueva oportunidad para que Messi se siente junto a Pelé y Maradona en el Olimpo del futbol. Pero en Rusia 2018 deberá competir con los sueños de otros astros, como el brasileño Neymar, el portugués Cristiano Ronaldo o Andrés Iniesta y su España.

Así que hoy rueda de nuevo el balón en la fiesta mundial del futbol, con el duelo entre la anfitriona, Rusia, y Arabia Saudita, a las 10:00 de la mañana. Y tendrán que pasar 32 días y 64 partidos para saber quién será el nuevo héroe o la tercera deidad del balompié.

Y los mexicanos nos conformaremos con poco: que el Tri haga un papel histórico y llegue al quinto partido. Pero la suerte no juega. Habrá que encomendarse al Dios del futbol.

 

Fuente: http://www.elgrafico.mx

Comentarios