Aun cuando el gobierno “se apretó el cinturón”, no se escatimó en gastos de sesión, reproducciones y montaje de la fotografía.

El retrato fue hecho en 2012, EPN era la promesa de cambio y su imagen pulcra debía corresponder a esta esperanza de cambio.

Antes de cumplirse los primeros 100 días de Gobierno, en 2013 la Presidencia de la República publicó el retrato oficial del Presidente de México, Enrique Peña Nieto; sin embargo, el retrato costó a los mexicanos 1 millón 677 mil 545 pesos por la sesión, la impresión, las reproducciones y el montaje, según comprobantes consultados por Sin embargo.

Además, en la documentación no aparecen los gasto por retoques.

El costo de la foto presidencial no cambió por el decreto de austeridad hecho por la actual gestión en 2012 y refrendado en 2015 con disminuciones presupuestales de más de 100 millones de pesos.

Aun así, la imagen fue reproducida, en 2013 y en 2016 se hicieron más impresiones; además de otro montaje, de acuerdo con los contratos publicados por la Presidencia de la República en el Portal de Obligaciones y Transparencia (POT).

Se publicaron los convenios que conciernen al retrato oficial por determinados conceptos, pero no se especificó la cantidad gastada en los evidentes retoques en el rostro de Enrique Peña Nieto.

Fuente: http://www.argumentopolitico.com