Tras una cirugía que duró 10 horas, especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Monterrey, Nuevo León, reimplantaron el brazo izquierdo a un niño de 6 años de edad, quien perdió la extremidad en un accidente doméstico.

El domingo pasado, el niño metió el brazo en la lavadora de su casa, ubicada en el municipio de Escobedo, y le fue cercenado.

De acuerdo con un comunicado del IMSS, socorristas de la Cruz Roja que atendieron la emergencia recuperaron la extremidad amputada, la colocaron en hielo y la entregaron en la Unidad Médica de Alta Especialidad, Hospital de Traumatología y Ortopedia No. 21.

“De inmediato, los médicos estabilizaron al menor, llevaron a cabo los exámenes correspondientes y verificaron las condiciones del brazo amputado. El grupo multidisciplinario del IMSS determinó llevar a cabo la cirugía de reimplante“, indicó el Instituto.

Añadió que, tras la operación, un equipo multidisciplinario vigila de manera permanente al paciente para que se cumpla el tratamiento postoperatorio y atender eventualidades de manera oportuna, a fin de disminuir los riesgos de rechazo.

Según el IMSS, cada año se otorgan 6 millones de consultas a causa de los accidentes y de éstas, casi dos millones son por incidentes dentro del hogar en temporada de vacaciones.

Por ello, llamó a extremar precauciones y supervisar las actividades de menores y adultos mayores.

Fuente: https://eldiariony.com – Imagen de: internet