En el actual contexto de incertidumbre en el mundo, México precisa fijar con claridad condiciones de certeza y actuar con determinación para tomar decisiones, ‘‘si bien difíciles, francamente necesarias’’ para mantener la estabilidad económica y velar por el bienestar de las familias, señaló el presidente Enrique Peña Nieto.

El país tiene estabilidad macroeconómica y un ambiente propicio para las inversiones generadoras de empleo. La economía crece, cuenta con fundamentos sólidos y éste es buen momento para ‘‘seguir confiando y aprovechar las ventajas que ofrece México, que van mucho más allá de cualquier coyuntura, circunstancia y momento que estemos enfrentando’’, insistió.

Como parte del Acuerdo Nacional para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, el mandatario firmó ayer en Los Pinos los decretos por los cuales se conceden estímulos fiscales a la repatriación de capitales y deducibilidad tributaria a las pequeñas y medianas empresas que inviertan en activos fijos.

Fuente: jornada.unam.mx / Foto: María Luisa Severiano